Cansada de la rutina diaria, derly decidió cambiar su fin de semana alejarse del bullicio de la ciudad y los problemas de casa, caminaba sin mirar hacia atrás, sin notar que cada vez se alejaba de casa. Después de unas horas decidió sentarse en una banca. Por horas observaba el ir y venir de la gente, con una y mil preguntas de los gestos de la gente, como si pudiera adivinar cual de ellas era feliz. Quizá el recordar de aquello que la agobiaba, la hacia buscar respuestas en tantos lados.

Cuando decidió a regresar, notó que aquel lugar no conocía, quizá su mente distraída no pudo notar por donde se había metido; sin titubear se acercó a preguntarle al señor que se encontraba cerca:
Derly: Disculpe, donde puedo tomar el camión que va a catalán de la colonia puebla
Señor responde: Ha de dispensar Ud. señorita, pero no soy de aquí, tampoco conozco este lugar.

(Derly tenia poco de vivir en aquella ciudad y aun le faltaba por conocer muchos lugares)

Después de haber perdido la sonrisa y pensar en preocuparse se acercó un joven,
Era alto, piel blanca, ojos color café, grandes y expresivos, quien sigilosamente se dirigia hacia ella y dijo:

Disculpe, no soy de aquí podría decirme cual es el nombre de esta calle
Derly: No lo sé, tampoco conozco aquí, de hecho creo que estamos en la misma situación
El joven: Bueno yo soy de aquí, pero los nombres de las calles no las conozco, mi nombre es Damián,
Derly: ah si, bien (sin prestar mucha atención a lo que el decía)
Sin embargo estaba obscureciendo y ella...aun en el mismo lugar
Damián: Si gustas puedo llevarte de regreso, no desconfíes de mi, mi intención es ayudarte.
(Después de insistir varias veces, derly acepta)
Derly: Esta bien, podría dejarme en la plaza principal de la ciudad, de ahí se llegar, gracias.

(Damián le indicó donde tenia su auto, muy cerca de ahí.
Y se dirigieron hacia el. Durante el trayecto derly estaba callada y el cuestionaba insistentemente, para conocer mas ella.
Una vez llegado al lugar donde derly se quedaría)
Damián : sabias que eres muy bonita, y que estaba muy cerca cuando te vi caminar y fui hacia ti.
Derly (un poco admirada) gracias, no me di cuenta.
Damián: si, la verdad es que me llamaste mucho la atención, no pude evitar ir hacia ti
Derly (nerviosa) : bien Damián, te agradezco es un poco tarde pero debo irme
Damián: Espera , te invito a salir
Derly: Gracias pero no puedo
Damián (insistía): bueno al menos dame tu teléfono, es mas te doy el mío es el 55866223
Sabes, la verdad es que me impresionaste.
Derly: ah, mm bien, te doy mi correo es derly_55@hotmail.com, mi teléfono estoy por cambiarlo.
(Saliendo del auto y despidiéndose, aunque Damián se quedaría insistiendo en salir con ella

Derly se dirigió hacia el sitio que la llevaría a su casa, y pensaba que no podía confiar en alguien que acababa de conocer, como podría darle su teléfono seria muy arriesgado.)

Al siguiente día, de rutina como todos los días al trabajo. Y al abrir su cuenta de correo
Ya existía un correo de Damián.
Damián insistía en la impresión que había quedado de ella, y así todos los días, eran mas de 10 correos al día que decían palabras lindas para ella.

Derly sonreía al leerlos, quizás solo lo veía como algo divertido
Lejos de hacer su día de trabajo mas pesado, lo hacia mas ligero,
Quizá era halagador considerarse importante para alguien...
Continuará....

3 Opiniones:

Anónimo dijo... 01:09:00  

Estimada compañera, he entrado (como todos los días pues así se lo prometí)en el rincón de Sol de Soles y me he encontado con una nube viajera que nos trae una lluvia muy nutritiva, pues nos deja vitaminas de amistad y ternura...uufff!, genial para esta hora de la mañana.

Buenos días y besos mañaneros

la dulce luna

Una historia que invita a seguirle el rasto...
genial!!!
mil besos:)

Que historia mas bella, me recuerda un post mio.

Hacía tanto que no pasaba por aqui ( tuve una " rachita " de salud, pero ya pasó es susto)
Vuelvo con ánimo de leerte, empiezo desde el principio.
Un abrazo con cariño.